Make your own free website on Tripod.com

<<Anterior Siguiente>>

Brújula magnética
Magnetic Compass.

Todos saben que es y como funciona la brújula, se trata de una aguja que al estar magnetizada señala siempre el norte magnético, lo que no muchos saben es de ciertos errores que tiene el instrumento y que puede sacar de quicio al mas tranquilo de los pilotos si no los considera.

Por empezar aclaremos que los polos geográficos y los polos magnéticos no son coincidentes, la brújula señalará los magnéticos, este es un factor de error que toma importancia se se llegará a volar cerca de los polos pero no es de mucho peso si uno esta alejado de ellos.

Figura 1: brújula magnética

Mas importantes son otros comportamientos que se dan cuando se hacen correcciones o virajes y que provocan una desestabilización del instrumento, veamos como se comporta la brújula en el Hemisferio Sur del planeta.

Si se esta volando con un rumbo Norte ( N ) y se inicia un viraje a este ( E ) u al oeste ( O o W ), se vera que la brújula exagera el viraje, es decir que muestra un viraje mas rápido al inicio que lo que es realmente, volviendose mas precisa a medida que se alcanzan los puntos E u O.

Por el contrario si el rumbo que se lleva es Sur ( S ) y se inicia el viraje o bien hacia E o bien hacia O, inicialmente la brújula indicará un giro opuesto al que se realiza, es decir si se vira hacia el E la brújula indicará al comienzo un viraje hacia el O y viceversa, corrigiendo el error al legar al E u al O.

En pocas palabras si se vuela con rumbo N la brújula exagera el giro, por el contrario si el rumbo es S la indicación se opone al giro real, una regla mnemotécnica para recordar esto es la palabra SONE, se sur - opuesto, norte - exagerado.

Estos errores no se producen cuando se vuela con rumbos este u oeste, en cambio si se producen errores de aceleración y desceleración que no ocurren con rumbos norte o sur.

Si se vuela hacia el E y se reducen gases para perder velocidad la brújula mostrara una deflexión hacia N , si en cambio se acelera lo hará hacia el S, hasta que se estabilice la velocidad. De igual forma se comportará si el rumbo es O.

Cuando se lleva un rumbo N y se vira hacia el E por ejemplo, cuando la indicación de la brújula sea la de E, estaremos volando con ese rumbo, pero si es al revés, es decir se vuela con rumbo E y se vira hacia el N la indicación se comienza a adelantar, si enderezamos cuando la indicación de la brújula señale el N en realidad estaremos volando con rumbo noreste ( NE ), hecho que será mostrado por la brújula al estabilizarse, la diferencia puede verse claramente en la figura 2 en donde se compara las marcaciones con el RMI.

Figura 2: Diferencia entre RMI y la brújula en un giro Este - Norte.

Para corregir esto será necesario dejar pasar la indicación de N en la brújula, que para una latitud similar a la que se encuentra la Ciudad de Buenos Aires es de casi 30º y al enderezar y estabilizarse la brújula esta indicará N.

Si se lleva rumbo S y se vira hacia el E u O cuando la brújula indique E u O según corresponda se volará en ese rumbo, pero a la inversa es decir por ejemplo de E se vira al S la indicación se retrasa, es decir que si enderezamos para que la brújula señale el S, terminaremos volando con rumbo sudoeste ( SO ), para corregirlo es necesario enderezar antes, por ejemplo para la Ciudad de Buenos Aires será necesario hacerlo cuando la brújula indique casi 30º antes, pues esa es la diferencia que suele aparecer para esta latitud, ver figura 3.

Figura 3: Diferencia entre RMI y la brújula en un giro Este - Sur.

Lo descripto recientemente rige también para virajes iniciados desde el O.

El nivel de error que tiene la brújula depende directamente de la latitud, por ejemplo, si se vuela sobre la ciudad de Buenos Aires que tiene latitud 34º con rumbo 270º y se vira por brújula a 180º sin utilizar el giroscopo direccional, en principio adelantaras la salida del viraje una cantidad de grados igual a la mitad del ángulo de alabeo. Si el ángulo de alabeo es de 20º, se adelanta la salida en 10º es decir a 170º se empezaría a enderezar, pero para compensar el error de brújula que en este caso se retrasa se resta los 34º dando 136º, a partir de allí deberías comenzar a enderezar.

Si en cambio se virará hacia 360º sería menos 10º por alabeo mas 34º del error de latitud que en este caso se adelanta, se debería iniciar la salida del viraje a los 24º.

Desde luego que los RMI o los giroscopos direccionales no presentan estos problemas por lo que es preferible guiarse por ellos y no por la brújula. En cambio es necesario calibrarlos periódicamente justamente con la brújula, por ello es necesario que cuando se calibre el RMI el avión debe estar en vuelo recto nivelado y sin variaciones de velocidad.

Los errores de brújula descriptos corresponden al hemisferio sur del planeta, pues en el norte los errores son opuestos, es decir que al seguir rumbos norte la brújula indicará un viraje opuesto al real, y con rumbos sur exagerará el mismo, mientras que al seguir rumbos este u oeste, al acelera indicara una tendencia hacia el norte y al descelerar lo hará hacia el sur.

 

<<Anterior Siguiente>>