Make your own free website on Tripod.com

<<Anterior Siguiente>>

Variación de la temperatura.

Como henos visto, la temperatura depende directamente de la radiación solar y de como esta influye en el planeta, la radiación disminuye desde el ecuador hacia los polos y por tal también la temperatura.

Esta variación de ninguna forma es gradual pues se ve afectada por vientos, corrientes marinas y las diversas estructuras que conforman el planeta.

En zonas ecuatoriales, la acción del sol es casi constante por lo que las temperaturas en general presentan poca variación, incluso la temperatura del aire a nivel del mar y el aire es muy similar, siendo es similitud una de las causas de formación de huracanes.

La orografía también es un factor determinante, las cadenas montañosas afectan los vientos y por tal el transporte de la energía calórica que transportan, por otra parte, en la cercanía del mar las variaciones de temperatura en diversas épocas del año es menos marcada que tierra adentro, los vientos locales actúan también como reguladores de temperatura entre zonas cercanas.

A diferencia de lo que podría pensarse, en las regiones polares no hay grandes variaciones de temperatura entre estaciones, durante el verano, el calor es utilizado para fundir el hielo acumulado durante el invierno, mientras que en el invierno, el hielo cede calor por radiación, efecto al que debe sumarse el calor que arrastran las corrientes oceánicas procedentes de latitudes mas bajas.

Estos efectos determinantes de la variación anual de la temperatura, también son determinantes en la variación diaria.

Al amanecer los rayos solares llegan muy inclinados respecto al suelo, logrando apenas caldearlo, con el transcurso de las horas, estos rayos tienden a caer perpendiculares, aumentando el calentamiento del suelo, desde luego la nubosidad es crucial, alcanzándose temperaturas marcadamente mas altas con cielos despejados que con cielos cubiertos o parcialmente cubiertos.

Existe cierta inercia térmica en la atmósfera por lo que la temperatura mínima se alcanza poco después de la salida del sol, mientras que la máxima al rededor de las dos o tres de la tarde, aunque en realidad desde el medio día se da el proceso de enfriamiento del suelo.

 

<<Anterior Siguiente>>